Vida de un poema

    El poema nace
mira con ojos asombrados e inocentes su primera
mañana en el mundo
—aún no sabe que lo que le acontece
aconteció ya muchas veces—

    El poema balbucea una palabra pura
descubre los objetos cercanos y distantes
toca su propio rostro
sonríe
—aún no sabe que lo que le acontece
aconteció ya muchas veces—

    El poema crece
rompe sus juguetes
da unos pasos
cae
vuelve a levantarse
—oye decir que lo que le acontece
aconteció va muchas veces—

    El poema sale a la calle
tiene su amor imposible
su pedazo de dicha y un rencor
—comienza a sospechar que lo que le acontece
aconteció ya muchas veces—
    
     El poema se hace adulto
derriba ídolos de barro
gana amigos y enemigos
se casa fecunda un vientre
—tiene ya casi la certeza que lo que le acontece
aconteció ya muchas veces—

    El poema madura
aprende a comportarse en la mesa
perfila su estilo
suple pasión con experiencia
aprende a hacer posibles los amores imposibles
—está absolutamente seguro de que lo que le acontece
aconteció ya muchas veces—

    El poema envejece
mira con paternal ternura
a los jóvenes poemas inexpertos
les envidia en secreto su fuego y desaliño
—no les dice que todo lo que les acontece
aconteció ya muchas veces—

    El poema agoniza
mira con ojos tristes y culpables su última
noche en el mundo
—no lo consuela saber
que también su muerte es simple repetición—

No hay comentarios:

Publicar un comentario