Las ciudades

En las ciudades
Hablan
        Hablan
Pero nadie dice nada

La tierra desnuda aún rueda
Y hasta las piedras gritan

Soldados vestidos de nubes azules
                                           El cielo envejece entre las manos
                                           Y la canción en la trinchera
 
Los trenes se alejan por sobre cuerdas paralelas

                                            Lloran en todas las estaciones
 
El primer muerto ha sido un poeta
Se vio escapar un pájaro de su herida

El aeroplano blanco de nieve
Gruñe entre las palomas del atardecer

Un día
         se había perdido en el humo de los cigarros

          Nublados de las usinas                          Nublados del cielo
                                  Es un espejismo
 
Las heridas de los aviadores sangran en todas las estrellas

Un grito de angustia
Se ahogó en medio de la bruma
Y un niño arrodillado
                                  Alza las manos

             TODAS LAS MADRES DEL MUNDO LLORAN
 

De Halali, 1918
Traducción de José Zañartu

No hay comentarios:

Publicar un comentario